En este mundo hipócrita, repleto de hipócritas, tuve la gran suerte de conocer un tipo genuino, siempre.
Una gran voz en una mejor persona, humilde hasta lo inverosímil, optimista pero muy crítico consigo mismo.
Hermano de un amigo y amigo de todos los hermanos.
Con admiración, cariño y profundo respeto, te pido Fabián, que desde donde hoy estás nos cantes esta canción. Nosotros te escuchamos con el alma …

Compartir
Artículo anteriorSUMFEST 2004
Artículo siguienteEl fin y los medios II

Dejar respuesta